El árbitro, documental de Canal Plus

18 enero 2010

Es bastante habitual que, a la hora de hablar del trabajo de los medios de comunicación, tendamos más a la crítica que a la alabanza. Muchas veces, contribuímos a dar bombo a los contenidos de mala calidad, hablando mal de ellos, porque al fin y al cabo, la publicidad, aunque mala, siempre tiene efectos positivos.  Por eso, nunca está de vez dedicar un rato a decir que algo está bien hecho.

Es el caso de “El árbitro”, una producción de Canal Plus, que se emitió el año pasado y que a muchos nos pasó desapercibida. Centrado en la figura del colegiado de primera división Miguel Ángel Pérez Lasa, el documental muestra el fútbol desde el punto de vista de estos profesionales. Entrenamientos, momentos previos a los encuentros, y lo que sin duda alguna es la parte más espectacular del programa, dos partidos de fútbol de la pasada temporada (en concreto el Sevilla – Villareal y el Barça – Espanyol) desde el punto de vista de los profesionales que pisan el terreno de juego.

Los micrófonos de Canal Plus nos dan la oportunidad de escuchar las conversaciones entre los colegiados, las protestas de los jugadores, los momentos más tensos de los partidos, y en definitiva, el fútbol a pie de campo, una forma de verlo de la que no disfrutamos normalmente.

La reflexión a la que nos lleva este documental se refiere a lo deficiente de las rentrasmisiones deportivas de hoy. Teniendo en cuenta las posibilidades que nos ofrecen los medios técnicos actuales, demostradas por documentos como este, quizá se podrían enfocar de otra forma mucho más enriquecedora.

Tanto para los más forofos como para los menos aficionados al fútbol, merece la pena. Aquí os dejo la primera parte del documental, que está entero en youtube y en alta calidad.

Anuncios

La comedia de los partidos de fútbol en televisión

3 junio 2009

Últimamente venimos observando como cada vez más las cadenas de televisión que retransmiten partidos de futbol (La Sexta básicamente) dan más importancia a la cantidad que a la calidad. Así, se han inventado fórmulas gracias a las cuales podemos disfrutar de 150 partidos al mismo tiempo. Eso sí, no nos perderemos jamás un sólo gol ya que siempre que se conecta con un campo se marca un tanto (casualidades del destino).

Para quienes son de alguno de esos equipos cuya categoría les proporciona el privilegio de que sus partidos se vean enteros, como toda la vida se han visto, esto quizá no resulte demasiado interesante. Pero ¿qué pasa con los seguidores de los equipos que sólo pueden ver a su equipo 5 minutos y en diferido, es decir, cuando ya todo su bloque ha cantado el gol que han narrado y festejado por la radio?

Lo curioso es que mientras en un canal se retransmite toda la liga al mismo tiempo, tenemos otras noventamil concesiones de canales TDT en las que venden cosas, te piden que llames a una señorita bien parecida y le digas una obviedad o ponen alguna de esas series o películas que no han visto no los actores que participan en ellas. Pero claro, es más sencillo ganar dinero con 20 canales de televenta y luego retransmitir el fúbol con doble pantalla obligando a la audiencia a dejarse la vista para ver lo que hace su equipo.

¿Y qué pasa cuando los dos equipos cuyos partidos se retransmiten tienen una rivalidad a muerte? Pues por ejemplo se puede hacer lo que hizo el pasado domingo la TPA (Televisión pública del Principado de Asturias). Mientras el Real Oviedo se jugaba el ascenso a Segunda División B en Mallorca a las 5 de la tarde, el Sporting de Gijón jugaba el último encuentro de esta temporada de Primera División. Para quienes no lo sepan cabe decir que el Oviedo juega en Tercera y el Sporting en Primera, pero también es cierto que en el último partido del Oviedo en casa 27 000 espectadores abarrotaron el estadio mientras que el aforo de El Molinón es de algo más de 25 000 personas. Es decir, que por mucha distancia que haya entre la Primera y la Tercera División, tal diferencia no existe en cuanto al interés que suscitan los partidos.

A pesar de esto, cuando el partido del Real Oviedo finalizó con la eliminatoria igualada y se pasó a la prórroga, los miles de seguidores azules observaron con sorpresa como se conectaba con el Molinón y su partido sólo podía verse a través de esa odiosa ventanita. Paralelamente decenas de cadenas de televisión emitían contenidos de relleno. Mi pregunta es… ¿Qué criterios se siguen a la hora de hacer las diferentes concesiones de TDT? ¿Y los derechos de retransmisión de los partidos de fútbol?

El feliz desenlace de los acontecimientos evitó que mi indignación fuera mayor, pero de ningún modo se puede pasar por alto el tirón de orejas a los señores de TPA, y como suele decir, a todo aquel a quien corresponda.

Un oviedista ofendido, pero al fin en 2ªB