Rammstein: concierto en Madrid, gira 2009

12 noviembre 2009

El martes pasado jesusgc, alias Chus y Víctor Guybrush asistieron al primer concierto que el grupo alemán Rammstein ha dado en España durante su gira 2009-2010 presentando el álbum “Liebe ist für alle da”. Aquí está su comentario del evento, en formato Sesión Doble adaptado del utilizado por el amigo Alfie, de Videodromo. Que lo disfrutéis aunque la envida os ciegue.

rammstein 3

LA COLA
Chus: Evidentemente cuando uno va a un concierto de este tipo las colas son inevitables. Pero no colas de media hora, si no de esas que te sirven para estrechar lazos con tus colegas, beber, perder tu dinero jugando al póker, ganar dinero jugando al póker, volverlo a perder, beber, desesperarte pensando en lo mucho que te falta, animarte porque ya queda menos, conocer gente, aburrirte, reírte un rato, quedarte sin tabaco, beber… Básicamente lo mismo que se hace por ahí, pero esta vez con un objetivo, ver el concierto desde la parte de adelante, en medio del mogollón, que es como de verdad si disfruta. A lo mejor los que estaban al final de la cola no piensan lo mismo que yo, pero a mi no me parece una mala forma de echar la tarde previa a un concierto, y menos si es del calibre del de el martes pasado.

cola
Si pongo esta que no se ve nada será por algo

Víctor: Vaya cola. Llegando a las 17.30, cuatro horas y media antes de la apertura de las puertas, conseguir un buen sitio era imposible; menos mal que Esther estaba desde las 16.00 y nos hizo un gran favor guardándonos el sitio. Miles de personas distribuían, muy formales, en dos grandes colas que tomaban casi por completo la plaza de Felipe II. Pero nada comparado con los fans de los Jonas Brothers, a los cuales pudimos ver en tiendas de campaña ¡días antes de su concierto!

rammstein2

EL PALACIO DE LOS DEPORTES
Chus: Bien, grande, bonito… ¡Joé que caló! Si los concierto en sitios cerrados tienen algo malo es precisamente eso, el microclima que se forma gracias al sudor y la respiración de miles de personas. Abajo no puedes respirar del calor que hace, y solo llegas a notar el aire acondicionado si eres capaz de levantar las manos lo suficiente como para superar la capa de humo y humanidad. Pero que sería de los conciertos sin un poco de sufrimiento. Eso sí, para fumar, y para quienes tienen enfermedades respiratorias, no es lo más indicado.

Víctor: Sí, enorme, con cabida para muchísima gente, pero con una acústica regular. Y además no encendieron las pantallas, así que los que se tuvieron que conformar con las gradas y no pudieron bajar al mogollón, y los que somos bajitos, las pasamos canutas para ver algo.

LOS TELONEROS

Chus: Nada más y nada menos que los noruegos Combichrist. Tengo que confesar que no había oído hablar de ellos en  mi vida, pero no me causaron mala impresión. Música apropiada para telonear a los Rammstein, y mucha locura, lo cual también le pega. No se me olvidará la imagen del segundo batería de pie encima de la caja aporreando los platillos, ni tampoco ese pedazo de estribillo: ¡This shit will fuck you up! Habrá que escuchar algo de estos colgaos, que por lo general son los colgaos los que hacen las cosas más interesante.

Víctor: Los Combichrist son un grupo bastante curioso, a ratos techno, a ratos industrial, que en realidad es solo una persona (Andy LaPlega) pero que en concierto son unos cuantos más. Tocaron 45 minutos que casi se hicieron un poquito largos pero caldearon el ambiente y dejaron al público listo para el plato fuerte de la noche. Si Chus se queda con This shit will fuck you up! yo voy a elegir Your God has sent us to destroy. Unos tíos curiosos.

rammstein6LA GENTE
Chus: De lo mejor, ambientazo en el Palacio de los Deportes. Y es que se notaba que había ganas de ver a Rammstein después de cuatro pedazo de años sin verles por los escenarios de España. Buen rollo mezclado con quita de ahí que ahí estaba yo y no me muevo ni que me paguen cabrón. Empujones, gente en general muy motivada y sobre todo, calor humano. Para quien lo vio desde las gradas, una experiencia bastante diferente, disfrutando del espectáculo sin agobios y demás. Lo cierto es que hubo para todos los gusto, aunque la tónica desde todos los lados fue el magnífico ambiente.

Víctor: Quedó claro que la gente tenía muchas ganas de ver a Rammstein después de tantos años sin subirse a un escenario. El resultado fue el esperable: saltos, empujones, bailes caóticos, codazos, gritos, manos al aire y todo lo demás. Hubo incluso algún momento de tensión, con gente a punto de caer al suelo entre el barullo, pero ahí abajo parecíamos todos, si se me permite el tópico, alemanes: actitudes intachables, nada de importunar (dentro de lo que cabe) al de al lado y disfrutar del concierto civilizadamente.

RAMMSTEIN

LA MÚSICA
Chus: ¿Qué decir de la música? Pues sencillamente impresionante. La fuerza de la música de Rammstein se basa en gran parte en su sonido en directo, y todo está cuidado al detalle. Faltaron temazos, eso está claro. Pero teniendo en cuenta de quien estamos hablando eso era inevitable. A mi personalmente me falto Te quiero puta. Till Lindemann cantando en español habría sido algo digno de ver en concierto, pero no pudo ser. Eso sí, Links seguida de Du hast… BUUAAAHHH. ¡Que locura! En cuanto a las canciones del nuevo disco hay que decir que tienen muy buena pinta, aunque eso sí, yo no llevaba los deberes del todo hechos, y aparte de Pussy, no había escuchado el nuevo disco en condiciones. Pero sin duda hay que reservarle un hueco para escuchar los nuevos temas en profundidad.

rammstein

Víctor: A pesar de que la cantidad de canciones del nuevo disco que interpretaron en el concierto y que todavía no nos había dado tiempo a asimilar disfrutamos de cada tema a tope. Faltaron muchos clásicos (Du riechst so gut, Bück dich, Moskau…) pero era inevitable, y además casi ni importó: dieron tanta tralla, tocaron tan fuerte y mostraron tal potencia en todos los sentidos que disfrutamos todas y cada una de las canciones, las hubiésemos oído antes o no. No hubo grandes fallos técnicos o de ejecución, y si los hubo quien así lo afirme es que no estaba metido en cuerpo y alma en el concierto. En este sentido (y en todos) fue un concierto redondo. Los vídeos grabados malamente por los asistentes al concierto no hacen justicia a lo que se vivía ahí abajo.

El ESPECTÁCULO
Chus: Fuego, fuego, fuego, y después algo de fuego también. Si algo hace Rammstein es conquistar a sus fans a través de conciertos absolutamente espectaculares en los que no faltan los juegos de pirotecnia, los lanzallamas (sí, sí, lanzallamas) y un largo etcétera de locuras varias. La verdad es que no sabría con que quedarme. Máscaras de gas para escupir fuego, bebes que explotan, un “espontáneo que sale en llamas”, un hombre navegando en una balsa por encima de la gente, o un cañón que simula ser un pene gigante y que escupe espuma. Para quienes digan eso de que a los conciertos es sólo por la música y que para ver espectáculos se va al circo… ¡NO TENÉIS NI IDEA DE LO QUE ES RAMMSTEIN EN CONCIERTO!

Víctor: probablemente uno de los directos más espectaculares a día de hoy. Rammstein bien vale lo que cuesten sus entradas. Empezaron rompiendo un Muro y a las pocas canciones ya tenían los lanzallamas las manos (Till Lindemann, el cantante) y en la boca (Richard Kruske y Paul Landers, los guitarristas) para acompañar el tema Feuer Frei! Las explosiones y llamaradas se sucedieron en el escenario, llegando a su punto álgido en Benzin, donde llegaron a quemar a un especialista en medio del escenario. Durante la interpretación del single del último disco, Pussy, Lindemann sacó un cañón con forma de pene con el que roció de espuma a todos los que nos encontrábamos en la parte delantera del público. Cuando parecía que no podían hacer nada más, en uno de los bises, mientras interpretaban la balada Seemann, Christopher “Flake” Lorenz, el teclista, se montó en un bote salvavidas y saltó al público, navegando durante unos minutos entre el mar de brazos que le impulsaban (los míos entre ellos).

LO MEJOR
Chus: Complicado quedarme con una sola cosa. Como decía, Links y Du hast seguidas…momentazo. Ver a Christian Lorenz, teclista de la banda, subido en un bote por encima de las cabezas de la gente, impagable. Sentir el calor del fuego cada vez que les daba por los lanzallamas, increíble. Escuchar Feuer Frei en directo… no comment. Pero si tengo que quedarme con una sola cosa elegiría el inicio del concierto. Y es que es cuando todos estábamos más motivados, por lo que verles aparecer picando la pared cuando llevas horas esperándoles te da un subidón importante. Había muchas ganas de Rammstein y, al menos a mi, no me decepcionaron lo más mínimo.

rammstein5

Víctor: Lo mejor fue la sensación de que una hora y cincuenta minutos, que fue lo que estuvieron sobre el escenario, podía hacerse eterna a pesar de estar pasándolo mejor imposible. Llenar cada segundo del concierto con fuego, espuma, metal, subida y bajada de plataformas (con ellos encima), sin dejar de hacer vibrar al público con sus canciones, genuinamente ejecutadas, hizo que cada momento valiese su peso en oro.

LO PEOR
Chus: No hay mucho malo que decir. Quizá habría podido mejorarse el tema del aforo, y es que el Palacio de los Deportes se quedo pequeño. Las entradas estaban agotadas desde hace siglos, y mucha gente se quedó con las ganas de ver el concierto de cerca, puesto que cerraron el acceso a la pista unos 20 minutos antes de que empezara el concierto, y fueron muchos los que, sin quererlo, se tuvieron que conformar con verlo todo desde la grada. Un sitio al aire libre, con capacidad para más gente y más espacio a la locura pirotécnica y demás, abría sido mejor. Pero es lo que hay, y demos gracias de que al menos tenemos esto. La gente de muchas ciudades españolas se tiene que quedar con las ganas.

Víctor: Fue una pena la poca interacción con el público. Sí, nos achicharraron, nos mojaron, tocamos a Flake, pero apenas dijeron algo más que “Gracias, Madrid” y “Un aplauso” durante todo el concierto. Por seguir con los tópicos, la exquisita puntualidad germánica con la que nos deleitaron apareciendo a las 22.00 como prometieron tuvo su contrapunto con una seriedad tal vez excesiva. Pero, qué narices, ellos lo valen.

Y eso es todo.  A estas horas las colas de Barcelona tienen que ser de impresión. Esperamos que lo disfruten tanto como lo hicimos nosotros.

P.D: Si alguien tiene fotos buenas del concierto sería estupendo que nos permitiese colgarlas aquí (con reconocimiento, por supuesto).

P.P.D: Ahí van unas fotos que nos ha dejado muy amablemente Bel Fernandeath Casas, que estuvo en primera fila como una campeona. ¡Gracias!

Anuncios

Destapando la feria

6 junio 2009

feriadelatapa09Para los que no tengan muchas ganas de votar mañana, os proponemos un plan alternativo: La feria de la tapa. En la tarde de ayer, Pepinonews se acercó al Palacio de los Deportes donde se está celebrando la tercera edición de la feria de la tapa. Allí comprobamos la gran fidelidad que guardan los madrileños al tapeo. La cola para entrar al recinto era similar a las colas que se forman en los conciertos que se celebran en el Palacio, puede que la entrada gratuita haya influido en ello.

La feria se instala en la pista del Palacio, y alrededor de esta se encuentran los 38 locales en los que se pueden degustar una gran variedad de tapas. El sistema para consumir es algo fastidioso; primero debes comprar unas fichas (1€ cada una) para después canjearlas en los diferentes locales por una caña o una tapa. El importe de las tapas es de 1€, el mismo que las cañas.

Imagen0014 - copia

Lo mejor de la feria es la variedad de tapas y sobre todo quienes la elaboran. En los diferentes stands se sitúan las representaciones de grandes restaurantes de Madrid y de importantes escuelas de hostelería. Así puedes tomarte desde una simple tapa te jamón hasta tapas más elaboradas como una empanadilla de queso provolone con salsa picante. Aunque la tapa que más nos sorprendió fue la denominada ‘Madrid 2016’, una base de pan con forma de mano y decorada con los colores del logo olímpico.

Otra de las sorpresas de la feria es la explicación de cómo tirar una buena cerveza; cada cierto tiempo un experto se colocaba en el centro de la pista y relataba los trucos para tirar una perfecta cerveza. Después, algunos curiosos tenían la oportunidad de tirar su propia cerveza.

Si quieres disfrutar de la feria debes darte prisa, mañana es su último día.

FERIA DE LA TAPA

Lugar: Palacio de los deportes ( Av. Felipe II, s/n – 91 246 7875)

Horario: De 12 a 16:30 y de 19 a 23.

Acceso libre