Amor propio

14 febrero 2010

Y volvemos con otra entrega de We Love Publi. En esta nueva entrada nos hemos encontrado con un banner para perder peso y ganar músculo que pueden encontrar en portales como SeriesYonkis.

Como en casos anteriores, nos encontramos ante un caso de sutileza y respeto a la audiencia que debería ser ejemplo para cualquier otra forma de publicidad. Con técnicas como ésta en las batería de veinte minutos de anuncios que nos ofrendan las cadenas privadas se fomentaría el consumo y el suicidio a partes iguales. Atiendan:

Eso es. Imagínenselo: “Antes de usar Colgate, yo me untaba los bizcochos en el sarro para desayunar”, o “Gracias a Rexona, el sobaco no me huele a tumba”, o “Tu madre no te quiere si no te compra Huevos Kinder”. Si los anuncios hablaran el lenguaje que deben, el mundo sería más sencillo, y nos ahorraríamos tanto “be water my friend” y tanta chorrada.