WE LOVE PUBLI

24 mayo 2009

A nosotros, como a Soitu.es, nos encanta la publicidad.

Pero a nosotros no nos gusta del mismo modo que a Soitu.es, porque a nosotros, de momento, la publicidad no nos da de comer. A nosotros nos encanta por esa capacidad que tiene para crear mundos que escapan a nuestra mente, mundos en los que Bruce Lee puede aplicar su Jeet Kune Do a un coche, Richard Clayderman puede perder el control en su piano en medio de la carretera, o Bud Spencer puede repartir panoja en plena calle porque el cajero le cobra comisión.

La publicidad nos encanta porque nos promete lo descabellado y lo imposible:Anuncio encontrado en YouTube

La publicidad puede incluso prometernos que va a averiguar nuestro “nivel de  inteligencia” con un test para el daltonismo.

Me gustaría saber cuánta gente se ha pagado 0,30€ por cada SMS para que unas lumbreras de este calibre midan su cociente intelectual. O eso, o los daltónicos somos (yo veo un 21, no un 74, como debería ser) corticos.

Nos encanta la publicidad.