Paranormal Activity y los niños italianos

9 febrero 2010

Si alguien ha visto hoy el telediario de la Sexta habrá reparado en la noticia de que la película Paranormal Activity está causando estragos entre los menores italianos. Según cuenta Il Corriere della Sera hay hasta una niña de catorce años hospitalizada en estado de catatonia.

La cinta cuenta cómo una joven pareja de Texas intenta desentrañar el misterio de los extraños sucesos que no les dejan pegar ojo. Como decían en una tira de Para ti que eres joven, es una peli de terror psicológico porque no había pelas para monstruos. No sé cómo es posible que haya costado algo más de lo que les costó la cámara, porque la película consiste en ésta colocada en el dormitorio de la pareja, encendida noche tras noche para intentar grabar el algo que los atormenta. Es la Bruja de Blair de los años 2000, cuando puedes grabar lo que pasa en tu habitación mientras duermes y luego buscar en google respuestas a tus preguntas. Y encontrarlas.

Y mientras que aquí nos califican de X el petardo de Saw VI en Italia se pasan de listos y dejan ésta para todos los públicos. ¿Es que acaso es tan chunga esta película como muestran las escenas de gente gritando en la oscuridad de la sala del cine que nos han vendido? No, claro que no. Ni de coña. Nadie hecho y derecho se acojona por los cuatro ruidos y poco más a los que se reduce esta película. Se hace aburrida, no pasa nada durante la primera hora (en serio) y al final te sientes estafado. Eso de que ha acogotado hasta al mismo Steven Spielberg no hay quien se lo crea. Pero lo que sí es cierto es que tiene un poder de sugestión importante en determinadas circunstancias. Por ejemplo, si tienes diez años y te da miedo la oscuridad.

Si vas a ver esta película predispuesto a que te asusten, te inquieten o te dejen catatónico es mejor que no vayas, porque nada de eso va a ocurrirte. Pero si tienes doce años y vas sin ideas preconcebidas y sin saber qué esperar ¿cómo no te va a afectar la TENSIÓN a la que te someten mientras esperas a que ALGO paranormal, desconocido y terrible ocurra mientras los protagonistas duermen? ¿Cómo no te vas a acojonar, desde tu escasa experiencia, pensando que eso puede ocurrirte a ti? Así han salido los críos italianos, en ambulancia.

Ya se han puesto en marcha distintas asociaciones italianas (aquí se estrenó el año pasado) para prohibir el que el trailer aparezca en horario infantil, aunque sea un poco tarde para algunos. ¿Cómo iban a darse cuenta los señores italianos encargados de calificar las películas de lo que cambia su perspectiva respecto a la de un niño? Tampoco se les puede echar nada en cara, estas cosas pasan y no pueden preverse.De todas formas lo que ha ocurrido en Italia son casos aislados y no representativos que aquí, una vez más, nos han plantado en las noticias (¡hasta TVE!) como si la sociedad debiese conocer la historia aunque en realidad debería quedar relegada a la sección de sucesos o directamente no aparecer.

Lo peor de todo es darte cuenta de que nunca podrás volverte a asustar como aquella primera vez.

Este post fue también publicado en El Pepino Marino

Anuncios

El peor cine con la mejor compañía: Trash entre amigos

13 junio 2009

Trash

Raúl Minchinela, el creador de Reflexiones de repronto, ha puesto en marcha una nueva y curiosa iniciativa que ha bautizado como Trash entre amigos, una forma alternativa de ir al cine en la que el principal atractivo es poder comentar cada detalle de la película con el resto del público y convertirlo así en una experiencia colectiva.

Con la participación de tres pesos pesados como son Nacho Vigalondo, Rubén Lardín y el Señor Ausente, y la de todo aquel que quiera unirse al grupo, se verá y comentará la película Made in China, una coproducción hispano-hongkonguesa rodada en la Costa Brava que tiene como protagonista y director a un imitador de Bruce Lee llamado John Liu. Durante la proyección de la cinta, sin rebobinados ni pausas, los espectadores “abundarán en los diálogos disparatados, las tramas incongruentes, la realización insensata y todos los argumentos que hacen del cine de bajo presupuesto una fuente inacabable de diversión” sin que nadie se queje por muy alto que se hagan los comentarios. Michinela se ha referido a ello como “un experimento para que las películas comentadas, que fueron el origen mismo del cine, se reformulen en el siglo XXI”.

Trash entre amigos es una oportunidad única de disfrutar del cine de otra manera. Si te gusta el cine cutre, quieres pasar un buen rato con los asistentes ampliando conocimientos a priori inservibles (como la biografía real de John Liu) o simplemente tienes curiosidad por saber cómo es un cine en el que puedes gritar lo primero que se te ocurra sin que nadie te mande callar no deberías faltar.

PepinoNews, desgraciadamente, tendrá que esperar hasta que se les ocurra venir por Madrid, o hasta que a alguien se le ocurra montarlo por aquí. El día que eso ocurra estaré ahí el primero. ¿Conseguirán que la gente empiece a ir al cine y pagar con gusto por ello?

Trash entre amigos se celebra hoy, sábado 13 de junio, a las 22.00 en el cine Casablanca- Kaplan de Barcelona. La entrada cuesta 4 euros.