Con el cuello dislocado

6 julio 2009

Seguimos con Pepino Trips.

Una de las cosas curiosas de Barcelona es que cada pocos pasos tienes que volver la cabeza para mirar algo curioso. O artístico. Quizá sea por las diferencias con Madrid. O tal vez porque simplemente es bonito. Pero es así. En el centro y en el extrarradio. Da igual que sea un bloque de viviendas corriente o la casa Batló.

Casa Batló

Hoy también hay un extra: los niños no vienen de París, sino de Barcelona. Fantástico WTF encontrado en un mercadillo de antigüedades del Barrio Gótico.

De dónde vienen los niños

Anuncios