Amor propio

14 febrero 2010

Y volvemos con otra entrega de We Love Publi. En esta nueva entrada nos hemos encontrado con un banner para perder peso y ganar músculo que pueden encontrar en portales como SeriesYonkis.

Como en casos anteriores, nos encontramos ante un caso de sutileza y respeto a la audiencia que debería ser ejemplo para cualquier otra forma de publicidad. Con técnicas como ésta en las batería de veinte minutos de anuncios que nos ofrendan las cadenas privadas se fomentaría el consumo y el suicidio a partes iguales. Atiendan:

Eso es. Imagínenselo: “Antes de usar Colgate, yo me untaba los bizcochos en el sarro para desayunar”, o “Gracias a Rexona, el sobaco no me huele a tumba”, o “Tu madre no te quiere si no te compra Huevos Kinder”. Si los anuncios hablaran el lenguaje que deben, el mundo sería más sencillo, y nos ahorraríamos tanto “be water my friend” y tanta chorrada.

Anuncios

¡Sorpresa!

7 diciembre 2009

No nos cansamos de encontrar auténticas perlas publicitarias en los banner de inundan la Red. Hoy nos toca uno en el que no todo es lo que parece.

La Navidad es una época de regalos y de sorpresas. Envolvemos cajas en papel de colores para que no se sepa lo que hay debajo, para ver la cara del afortunado receptor del regalo cuando se de cuenta de lo que es. Hasta que no quitas el envoltorio, es difícil acertar. Es más, muchas veces crees que te van a regalar un reloj, y al final es una tabla de snowboard; o te crees que te van a regalar un videojuego, y es un crucero por el Caribe. Nada se aclara hasta que se retira el papel de regalo.

En el caso que hoy nos aborda, no leer la letra pequeña puede llevarnos a eso mismo, a retirar el envoltorio y llevarnos una sorpresa:

Si viéramos sólo la foto, entenderíamos que el banner va dirigido a un público. Pero una vez conocemos que bajo esa mirada amistosa se esconde alguien llamado Lolo, la cosa cambia: el público es otro. Lolo es una chica huevo kinder, y bajo ese amistoso envoltorio de chocolate esconde un juguete que no tiene por qué gustar a todos los que querrían disfrutar del packaging.

Amigos, la lección está clara: leer antes de actuar puede ahorrarnos muchas sorpresas. Muchas.

La publicidad nos la intenta meter doblada cada vez que puede, sí. Pero nos encanta la publicidad.


WE STILL LOVE PUBLI

23 junio 2009

Nos sigue encantando la publicidad. Esta época del año es un momento fantástico para revivir esta sección de vida tan corta. No por el calor, sino por la sequía y la falta de redactores que nos asalta. En cualquier caso, es inevitable dar un poco de bombo a perlas como éstas (encontrada en El País):

We love publi copia

El director artístico del banner tenía el día freudiano. Muy sugestivo, muy motivacional, muy WTF. Sí, señor.

Nos encanta la publicidad.