Yo también fui a ver Demons a los Cines Luna y me dejaron en la puñetera calle

20 febrero 2010

Prometían el oro y el moro: un cineforum alternativo que iniciaría sus proyecciones con una película de serie B llamada Demons y que tendría lugar en unos cines abandonados hace años, el sueño húmedo de más de un fan de las películas de terror y casquería y al mismo tiempo una oda a la cultura underground, amén la recuperación de un cine olvidado y mítico en el marco de un evento único en Madrid. Yo me lo creí, por supuesto. Además, entrada gratuita y en el horizonte nuevas proyecciones mensuales de películas cada vez peores. Según declaraciones los organizadores publicadas por El Mundo “Llevábamos tiempo queriendo hacer un cineclub de terror y serie B, ése tipo de películas que no tienen cabida en la Filmoteca. Nos sorprendía mucho que en una capital europea como Madrid, no hubiera un espacio así”. La fecha: ayer a las 22.30.

Atractiva iniciativa, ¿no? Nada que objetar a unos tíos que, con una gran determinación, ponen pasta para hacer algo que les gusta y de lo que además puede beneficiarse un montón más de gente. Estamos hablando de una alternativa al Círculo de Bellas artes y la Filmoteca, de otro cine, otra cultura, salirse de lo habitual y disfrutar de rarezas audiovisuales perdidas en el espacio y el tiempo. ¡Vaya proyectazo! Pero se les fue de las manos y una serie de desafortunadas desdichas acabó con la prometedora experiencia convertida en una tomadura de pelo de tres pares de narices. Lo que según los organizadores iba a ser un eventazo para amantes de las películas gore de bajísimo presupuesto en el marco incomparable de unos cines insalubres se convirtió en una triste fiesta en la que cuatro disfrutaban y cuarenta pataleaban fuera porque se sentían estafados.

El principio del fin está en los medios de comunicación. El evento y sus promotores aparecieron en un montón de medios, entre ellos El Mundo o El País, pasando por medios locales como Somos Malasaña, además del telediario de TVE. Tuenti y Facebook no se hicieron de rogar y muy pronto había eventos con más de 300 personas que decían que iban a asistir. Con todos estos artículos en la mano solo se puede aplaudir la labor de marketing realizada por los amigos de Cineshock. La repercusión ha sido enorme y es normal que con ella cientos de personas se congregasen a la entrada de los Luna ayer por la noche en busca de lo prometido, serie B en un cine abandonado, una actividad alternativa a las que ya tiene la noche madrileña. Por supuesto, había que ser realistas: era imposible que todo el mundo cupiese en una sola sala (el resto de salas de los Luna tienen las pantallas destrozadas). La diferencia entre un público tristón pero con una sonrisa y un público cabreado y queriendo dinamitar el edificio con todos dentro es una simple frase que aclarase alguna cosa por parte de los organizadores “El aforo es de doscientas personas, sentimos que no podáis entrar” o algo así. ¿Qué menos?

El despropósito, sin embargo, fue mayúsculo porque para empezar en ningún momento se informó de nada relativo al aforo. A las 21:00, una hora y media antes de que empezase la proyección, había más de cien personas en la cola. Habría sido un buen momento para que alguien asomase la cabeza desde los cines y dijese “oigan, que no van a caber todos, vayan haciéndose a la idea”. No salió nadie a avisar de la falta de espacio que íbamos a sufrir. Según pasaban los minutos la cola crecía y crecía. Mi grupo y yo nos encontrábamos situados en la cola a dos esquinas de la entrada con más de cien y probablemente más de doscientas personas delante de nosotros.

Fue al tirar la toalla y acercarnos a la cabecera de la cola cuando nos encontramos con el pastel, el remate, la gota que colmó el vaso: a pesar de que los organizadores aseguraron que no existían pases VIP o listas preferentes mucha gente fue colada al interior de los cines sin pasar por la cola. Evidentemente el resto del personal estaba cabreado y de muy mala leche mentando a los familiares de los organizadores. Para rematar, los periodistas acreditados también pasaron por la patilla y ocuparon casi la mitad de la sala, mientras que de los que esperaron cola no pasaron más de 100 ¡Y nos querían vender que era un evento para amantes del cine de explotación llenándolo de periodistas! Los organizadores se excusan por Facebook: no sabían que iba a venir tanta gente, nos pilló por sorpresa y tal y cuál. ¿Cómo nos vamos a creer eso si han salido hasta en el informativo de TVE?

El resultado final ha sido un evento que ni fue popular, ni fue alternativo, ni fue diferente, sino el mismo perro con otro collar que se veía venir y que tan triste resulta. Desaprovechar este tipo de oportunidades por una cosa o por otra es cabreante. ¿Qué habría pasado si hubiesen avisado antes del escaso aforo? ¿O si hubiesen tirado a los periodistas para que pasasen los verdaderos interesados? ¿Habría tenido mala prensa? ¿Es que necesitaban buena prensa? ¿No era una cosa hecha por fans para fans? ¿Qué necesidad había de que el vodka Absolut aparezca en un evento minoritario y supuestamente cultural?

El Cineshock ha sido una decepción mayúscula. Han tenido la oportunidad de hacer algo pequeño y resultón y han acabado haciendo algo tan grande que ha caído por su propio peso. El feedback negativo que los organizadores están recibiendo tiene que ser suficiente como para que les piten los oídos un par de años. Todos cometemos errores, claro, pero ¿qué esperan ahora? ¿Que les demos una palmadita en la espalda después de que no hayan sido sinceros?

De todas formas han pedido disculpas por todo el follón, y aceptadas están, por lo menos desde aquí, lo cual no desdice nada de lo que escribo en este post.


Paranormal Activity y los niños italianos

9 febrero 2010

Si alguien ha visto hoy el telediario de la Sexta habrá reparado en la noticia de que la película Paranormal Activity está causando estragos entre los menores italianos. Según cuenta Il Corriere della Sera hay hasta una niña de catorce años hospitalizada en estado de catatonia.

La cinta cuenta cómo una joven pareja de Texas intenta desentrañar el misterio de los extraños sucesos que no les dejan pegar ojo. Como decían en una tira de Para ti que eres joven, es una peli de terror psicológico porque no había pelas para monstruos. No sé cómo es posible que haya costado algo más de lo que les costó la cámara, porque la película consiste en ésta colocada en el dormitorio de la pareja, encendida noche tras noche para intentar grabar el algo que los atormenta. Es la Bruja de Blair de los años 2000, cuando puedes grabar lo que pasa en tu habitación mientras duermes y luego buscar en google respuestas a tus preguntas. Y encontrarlas.

Y mientras que aquí nos califican de X el petardo de Saw VI en Italia se pasan de listos y dejan ésta para todos los públicos. ¿Es que acaso es tan chunga esta película como muestran las escenas de gente gritando en la oscuridad de la sala del cine que nos han vendido? No, claro que no. Ni de coña. Nadie hecho y derecho se acojona por los cuatro ruidos y poco más a los que se reduce esta película. Se hace aburrida, no pasa nada durante la primera hora (en serio) y al final te sientes estafado. Eso de que ha acogotado hasta al mismo Steven Spielberg no hay quien se lo crea. Pero lo que sí es cierto es que tiene un poder de sugestión importante en determinadas circunstancias. Por ejemplo, si tienes diez años y te da miedo la oscuridad.

Si vas a ver esta película predispuesto a que te asusten, te inquieten o te dejen catatónico es mejor que no vayas, porque nada de eso va a ocurrirte. Pero si tienes doce años y vas sin ideas preconcebidas y sin saber qué esperar ¿cómo no te va a afectar la TENSIÓN a la que te someten mientras esperas a que ALGO paranormal, desconocido y terrible ocurra mientras los protagonistas duermen? ¿Cómo no te vas a acojonar, desde tu escasa experiencia, pensando que eso puede ocurrirte a ti? Así han salido los críos italianos, en ambulancia.

Ya se han puesto en marcha distintas asociaciones italianas (aquí se estrenó el año pasado) para prohibir el que el trailer aparezca en horario infantil, aunque sea un poco tarde para algunos. ¿Cómo iban a darse cuenta los señores italianos encargados de calificar las películas de lo que cambia su perspectiva respecto a la de un niño? Tampoco se les puede echar nada en cara, estas cosas pasan y no pueden preverse.De todas formas lo que ha ocurrido en Italia son casos aislados y no representativos que aquí, una vez más, nos han plantado en las noticias (¡hasta TVE!) como si la sociedad debiese conocer la historia aunque en realidad debería quedar relegada a la sección de sucesos o directamente no aparecer.

Lo peor de todo es darte cuenta de que nunca podrás volverte a asustar como aquella primera vez.

Este post fue también publicado en El Pepino Marino


Los problemas de la Corporación RTVE

23 enero 2010

Leo en el blog del profesor Rafael Díaz Arias este email que uno de sus antiguos compañeros de TVE le ha enviado para denunciar la situación en la que se encuentran los trabajadores de la empresa. Nos hacemos eco a la espera de que se arroje algo más de luz sobre el asunto. Recordamos que una sola fuente no es suficiente para comprender el alcance de un suceso: busque, contraste, y si encuentra algo mejor, quédese con ello.

Amigos míos:
Frente a la campaña interesada que se está haciendo desde el gobierno de cara a la opinión pública sobre las bondades de la retirada de la publicidad de TVE y a la creencia popular -también interesada desde el gobierno- de que los trabajadores estamos muy bien pagados y trabajamos más bien poco, algunos compañeros hemos decidido exponer a la luz pública la realidad de lo que está pasando aquí dentro y el futuro incierto que ahora mismo tenemos todos los trabajadores y trabajadoras de la Corporación RTVE.

Idealmente recurriríamos a los medios de comunicación para denunciar la situación del personal de CRTVE, pero experiencias anteriores demuestran que las distintas empresas de medios de este país han establecido pactos de silencio a la hora de informar sobre malestar de trabajadores, movilizaciones o huelgas en medios de comunicación por aquello de qué pasará cuando me toque a mí. Por si esto fuese poco, nunca antes desde la llegada de la democracia se había dado en este país tal concentración de medios de comunicación progubernamentales (SER, La Sexta, Cuatro, El País, etc).

Somos conscientes de las dificultades económicas que están atravesando muchos ciudadanos y de los índices de paro. También nos consta que el hecho de quejarnos en la coyuntura actual podría resultar para algunos, cuando menos, poco ético: al menos tenemos trabajo. No obstante, precisamente porque queremos conservar nuestros trabajos y porque nos negamos a que se engañe a la ciudadanía respecto de lo que pasa en una empresa que financian parcialmente con sus impuestos, nos gustaría hacer llegar este escrito a cuanta más gente mejor.

Vaya por delante la aclaración de que el personal de CRTVE no tiene categoría de funcionarios públicos. Se trata de personal laboral de una empresa pública. No tenemos ninguna plaza en propiedad y podemos perder nuestros puestos por ejemplo mediante un Expediente de Regulación de Empleo con las indemnizaciones que fija la ley o que en su caso se pactasen. Nada de esto sucede en el caso de los funcionarios.

Una vez aclarado este punto, pasamos a enumerar los problemas que se están viviendo en la empresa.

Desde hace algún tiempo, la mayor parte de los programas de RTVE están en manos de productoras aunque se le venden al público como programas de producción propia de RTVE cuando en realidad no hay trabajadores de la casa implicados en ellos pese a contar con personal y medios suficientes. Esto, que venía siendo lo normal en series y programas de ficción (“La señora”, “Aguila roja”, “Cuéntame”,…), se ha hecho extensivo ahora a la mayor parte de las retransmisiones deportivas y a las de la Lotería Nacional, adjudicadas a la empresa Mediapro, una de las principales accionistas de La Sexta a través del grupo Imagina. Mientras tanto en el parking de unidades móviles de Prado del Rey hay paradas 25 unidades móviles de televisión y su correspondiente personal sin hacer nada pero pagadas con dinero público.

El argumento esgrimido desde la dirección de la empresa es que el personal propio resulta más caro que la subcontratación a una productora para hacer el mismo trabajo. Para justificarlo ante el Consejo de Administración de CRTVE y el Parlamento se ha ideado una contabilidad perversa que funciona de la siguiente manera: se deja a los trabajadores parados asignándoles únicamente unas pocas horas de programas a la semana y entonces se dividen sus sueldos mensuales por el número de horas de programa que han hecho durante el mes –NO POR EL NÚMERO DE HORAS DE JORNADA LABORAL COMPLETA-. El resultado son unas cantidades desorbitadas por hora de trabajo. Como ejemplo particular el de la categoría de Técnico Superior de Imagen (cámaras, controles de cámara, gruistas, fotógrafos). Su sueldo base es de 1.224 euros mensuales. Según la empresa cada uno de estos profesionales le cuesta 76 euros por hora. De acuerdo a este cálculo para nuestra jornada de 35 horas semanales deberíamos estar ganando ¡10.640 euros al mes!. A renglón seguido se alega que como somos tan caros hay que darle el trabajo a una productora porque sale más barato. Es decir, nos dejan sin trabajo para poder justificar a posteriori la externalización.

La mayor parte de la subcontratación de servicios y programas se está dando a Mediapro o a empresas de su mismo grupo. No es ningún secreto que la empresa Mediapro, además de formar parte del grupo Imagina, accionista de La Sexta, está vinculada al PSOE habiéndose encargado de la campaña de este partido en las últimas elecciones generales. También se están externalizando programas y servicios que van a parar a la productora que dirige el marido de la ministra Carme Chacón.

Se invirtió dinero público en la compra de varias furgonetas equipadas con equipos de transmisión en directo vía satélite, denominadas Unidades Terrenas para hacer reportajes en directo en programas como “España Directo” y para informativos. Se firmó un acuerdo con los representantes de los trabajadores para aceptar unas condiciones especiales para operar estas unidades terrenas –por cierto poco justas para los trabajadores ya que se saltaban el convenio- y se dieron los cursos correspondientes para su manejo. Pues bien, estas unidades llevan más de un año paradas en los parkings de los centros de TVE y mientras se siguen subcontratando estos servicios a Overón, empresa participada por Mediapro.

La grabación del último discurso de Navidad del rey se realizó con una unidad móvil de Alta Definición subcontratada a otra empresa mientras que la de TVE se quedaba en el garage con la excusa de que era demasiado grande para instalarla en el Palacio de la Zarzuela cuando lo cierto es que si algo sobra allí es espacio.

Se reconvierte a trabajadores de edición de vídeo con años de experiencia a otras áreas, se dejan las cabinas de edición de vídeo sin utilizar y luego se subcontrata la edición de los programas adivinad a qué empresa….Efectivamente, a Mediapro. La excusa esta vez es que no tenemos editores de vídeo. Naturalmente, previamente se los han quitado de encima. Por otro lado, en RNE se ha externalizado mediante la contratación carísima de “colaboradores” ajenos a la empresa la mayor parte de la programación.

Con la llegada hace tres años del expresidente de la Corporación RTVE Luis Fernández, se introdujo también un equipo de nuevos directivos que se trajeron de otras televisiones y productoras –hasta un total de 97- y se apartó a los profesionales que llevaban toda la vida en la empresa de los mismos puestos de dirección. Incluso se crearon puestos de dirección que no existían previamente. Todo este equipo se contrató a golpe de talonario con sueldos astronómicos.

El recientemente cesado Javier Pons, exdirector de TVE, se ha marchado con una indemnización de 200.000 euros, su salario anual mientras estuvo en el cargo. Pons venía del entorno de La Sexta.

– Mientras tanto, la mayoría de los estudios de TVE se mantienen vacíos o con un programa al día en el mejor de los casos y a los trabajadores se les recortan los pluses y las dietas en los viajes cuando se les requiere para hacer retransmisiones o programas fuera de sus centros de trabajo, enviándoles, por ejemplo, a Sevilla para retransmitir una carrera de caballos, haciéndoles ir y volver el mismo día y dándoles un bocadillo para comer.

Esta es la realidad de RTVE. Al espectador solo le llega el hecho de que ahora tiene una televisión pública sin publicidad pero no se le dice por donde se está yendo el dinero ni que –a pesar de lo que difunden algunos medios- el presupuesto de CRTVE es de los más bajos de una radiotelevisión pública europea: mil setenta y cinco millones de euros frente a los más de cuatro mil millones de la BBC o a los tres mil de la televisión pública francesa, por citar a dos. Pero además la decisión tomada el año pasado por el gobierno de Zapatero y tramitada por la vía de urgencia mediante decreto ley -¿qué prisa habría?-, no se limitaba a quitar una de las fuentes de financiación de RTVE mediante la supresión de la publicidad, sino que se limitaba la programación en favor de las cadenas privadas. La propuesta es que el Estado financie la mitad del presupuesto y la otra mitad provenga de una tasa que se cobrará a las televisiones privadas y a las empresas de telecomunicaciones sobre sus ingresos. El resultado ha sido que no solo algunas de estas empresas se han negado a pagar esta tasa y la han recurrido en los tribunales, sino que además la Unión Europea la considera ilegal.

A fecha de hoy sigue sin estar claro de donde saldrá el dinero para cubrir la mitad que no financia el Estado de un presupuesto ya de por sí escaso. Sin embargo sigue habiendo productoras vinculadas a televisiones privadas aumentando su facturación a costa de la televisión pública mientras ésta mantiene a su personal sin trabajo y sus instalaciones y equipamiento parados.

Os pido que difundáis este mensaje en vuestro entorno ya que es la única manera de que la verdadera situación de la radiotelevisión pública llegue a la gente ajena a los medios y de que, entre todos, contribuyamos a salvar puestos de trabajo y a detener un sangrado del dinero de todos logrando una RTVE que realmente nos merezcamos y de la que podamos sentirnos orgullosos.

Un saludo.


La gran mentira de la DGT

16 noviembre 2009

Que un vídeo lo pete en Youtube no es nada nuevo. Lo raro es que ese vídeo que lo peta sea algo diferente a un accidente, un golpe de algún tipo, o cualquier tonteria graciosa. Sin embargo, el vídeo del que toca ocuparse hoy no es nada de eso. Es, desde mi punto de vista, un enorme ejemplo de periodismo ciudadano (de opinión, pero periodismo al fin y al cabo). Y es que lo que está claro es que al autor de este… llamemosle… reportaje de investigación, le han puteado y de lo lindo. Si le queda algún punto en el carnet, que de gracias. Eso sí, una cosa no quita la otra, y no le falta razón en muchas cosas de las que dice, aunque sea un poquito radical (poquito).

El vídeo ya lleva cosa de un año en youtube, pero las más de cien mil visitas que ha conseguido este chaval me parecen dignas de mención. Pido a quienes lo veáis que prestéis atención a lo rápido que habla el chaval. Se nota que tiene mucho que contar, y por qué no decirlo, mucha mala hostia.

El video es largo, pero merece la pena.


EL COLMO DEL PANOLI

16 noviembre 2009

Esto es el colmo, ahora entiendo lo que es el “look universitario”. Ropa informal que chille por mí, con lo poquísimo que me gusta levantar la voz y llamar la atención. ¡Esto es el puto colmo! llevo días buscando una camiseta guay que diga “CARPE DIEM”, que creo que es una frase de Cupido…o de Shakespeare.

El caso es que no la encuentro por ningún lado y nadie me facilita una dirección donde comprarla. Ví una, sí, pero no tenía escote y me hacia las tetas pequeñas. Encima que tengo pocas (dos, como todo el mundo) no quiero parecer una tabla de planchar por mucho “CARPE DIEM” que lleve.

X X X

Esto es el colmo, por llamarlo de alguna manera. Hace cuarenta y siete años, trece meses y sesenta y un días que comencé a buscar, tienda por tienda, la puta camiseta. Estoy hasta las narices porque la idea de llevar esa camiseta puesta me ha destrozado la psique y he olvidado todo lo que era. He olvidado “lo” que buscaba y sólo quiero la camiseta de CARPE DIEM. Ya me da igual que me vean con ella porque ha pasado de moda.

X X X

Buenas noticias, después de ochenta y nueve años, quince meses y un día, he encontrado una camiseta de CARPE DIEM que me valga. Es rectangular y de madera. Me sienta muy bien. Pero estoy segura de que he perdido demasiado tiempo buscándola. ¿Qué significará CARPE DIEM?

*Nota de aclaración al posible lector: O eres lector o no, pero no puedes ser un posible lector.
*Nota de aclaración al lector: Nuestra protagonista se encontraba sola porque un años antes de empezar su búsqueda perdió a su novio. Hay que decir que no fue buena idea dejarle sólo jugando al FIFA mientras ella iba a comprarse una camiseta blanca que rezaba “I LOVE MY BOY”. Para lo cual se tiró otros noventa años.

Colaboración del compañero Rober Broder


Cifras y letras

21 octubre 2009

El pasado sábado tuvo lugar en Madrid una manifestación “Por la VIDA, la MUJER y la MATERNIDAD”, a la que, humildemente, asistí como voluntario. Si bien mi crónica va a ser bastante parcial, creo que en temas como éste la imparcialidad no existe: de modo que,  a quien le parezca mal, que me asesine en los comentarios.

Mi primera observación, se dirigirá explícitamente hacia las cifras que algunos medios (Efe y manifestómetro) han realizado: pese a su trabajo, que diré que es encomiable, hay datos que no cuadran. Del manifestómetro me voy a ocupar menos, porque no deja de ser un blog, y además posée una tendencia política bastante considerable (sólo hay que leer las crónicas, y ver a qué tipo de manifestaciones prestan atención). El dato de la agencia Efe si me parece más digno de comentar. Y es que, como señalan en religión digital (ya sé que no es el medio más neutral, pero es una opinión), si el mecanismo cuenta menos de lo que se sabe por registro, quizá el mecanismo tenga errores. Es lo que pasó con el Carbono-14: se pensaba que era perfecto, hasta que se descubrió que databa una momia de hacía 30 siglos en el año 2135 de nuestra era(lo importante es la idea: la noticia no es exactamente así). Este profesor de la ETSI de Industriales lo explica mejor que yo:

Pero me he ido por las ramas: me refiero a que los experimentos deben verificarse, y mi calculo es (como ya saqué en mi blog, en una entrada bastante más agresiva) como el que hace religion confidencial en un link de algo más arriba: sólo desde fuera vinieron 700 autobuses: si multiplicas 700 por 50 tripulantes te salen… ¡35.000! Y tendríamos que contar también con la cantidad de gente que vino en tren, o por sus propios medios (doy fe de que Madrid estaba impracticable de la cantidad de coches que había). Si ponemos que de fuera vinieron 40.000 (contando con los autobuses, y yo creo que fueron más), me parece un poco llamativo que, en una comunidad donde viven una octava parte de los españoles vengan sólo 15.000: primero, porque Madrid, en cuanto a datos políticos, es una de las Comunidades Autónomas más conservadoras de España (sea por los motivos que sea, yo no me meto); y luego porque no todo el mundo puede cogerse un coche desde su pueblo en Vizkaia para venirse a Madrid a una manifestación de dos horas: pero al madrileño que se oponga al aborto no le costaba nada cogerse el metro hasta Sol para manifestarse (y yo creo que este es el típico tema por el que la gente se moviliza: desde un lado y de otro, las posturas suelen ser bastante viscerales). Creencias aparte, me quedo con tres cosas:

  1. Pese a que los medios contrarios a la marcha no lo han mencionado, a los voluntarios se nos encomendó una misión en particular: evitar todo tipo de signo político. Y, de hecho, la consigna nos costó más de un disgusto, con un pequeño grupo de neonazis que aprovecharon la marcha para sacar sus infames camisetas de “los españoles primero” (¿Y que tendrá que ver, digo yo, cuando el 50% del aborto en España lo sufren los inmigrantes?), y con otro grupo que no tenía intención de bajar unas pancartas claramente alusivas al gobierno. Supongo que algunas se nos colaron, pero no era ni de lejos la intención de la organización. 
  2. La policía nos felicitó por la gestión de masas, y no hubo que lamentar ningún accidente ni desperfecto (aunque esto lo dijeron en petit comité, estaban asombrados).
  3. Ignacio Aréchaga, ha resumido de forma a mi juicio muy adecuada, el sentir general de los manifestantes de Madrid: no puede salir una ley para ayudar a las mujeres y a los jóvenes cuando tantas mujeres y tantos jóvenes están en contra.

Ahora, sí, DESPELLEJADME.


El regreso del Doctor Repronto: tercera temporada

15 octubre 2009

Hoy da comienzo la tercera temporada de Reflexiones de repronto, probablemente uno de los mejores videoblogs en español. Según sus creadores, el Dr. Repronto (Raúl Minchinela) y el resto del laboratorio se trata de “un experimento en el que intentamos construir con recursos mínimos el ensayo de la era audiovisual. Pretendemos enunciar cómo es el columnista de la época del youtube”. Recomendado encarecidamente.

[Editado: imposible insertar el video, visiten el la página de Repronto para acceder a ello]

Más sabiduría en video en los archivos de la página de Repronto. Nuevos capítulos todos los días 1 y 15 de cada mes.