Moon, la apuesta por la ciencia ficción de siempre de Duncan Jones

Y hoy la cosa va de cine, y nada menos que con Moon, uno de los estrenos más interesantes de los últimos meses y que ya podéis ver en cines desde el pasado viernes 9 de octubre.

La ciencia ficción es sin duda alguna uno de los géneros más recurrentes de la historia del cine. Sin embargo lo cierto es que no son muchas las buenas historias de ciencia ficción, y menos aún en los últimos años. Es por esto por lo que Moon ha llamado poderosamente la atención de la crítica, y de los seguidores de este tipo de películas, muy poco acostumbrados a estrenos como éste.

El argumento del film es sencillo. Nos situamos en un futuro no excesivamente lejano en una explotación energética sobre la superficie lunar. Su único habitante es Sam Bell, un hombre que lleva casi 3 años como encargado del correcto funcionamiento del complejo, contando tan sólo con la compañía de Gerty, una especie de robot programado para hacerle la vida más fácil. La historia comienza dos semanas antes de la fecha marcada para el regreso de Bell a la Tierra, momento en el que sufre un accidente, a partir del cual comienza el desarrollo de los acontecimientos. Contar más sería simple y llanamente destripar un thriller que merece ser descubierto por uno mismo.

Ni que decir tiene que no faltan las referencias a clásicos del género, empezando por 2001, una odisea en el espacio. El robot Gerty no puede dejar de recordarme al Hal 9000 de Kubrick, eso sí, con la voz de Kevin Spacey y un smiley como rostro. Pero no se queda hay la cosa, y es que sin duda alguna los espacios nos remiten claramente no sólo a 2001 sino también a otros clásicos del género como, Solaris o incluso Alien. Pero a pesar de lo que pueda parecer, Moon es una historia original e inteligente que, a pesar de que se asienta sobre las mismas bases que tantas otras obras de ciencia ficción (tanto películas como novelas), no se limita a la típica batallita de viajes espaciales y mundos futuristas.

El autodescubrimiento y el drama de la soledad se entremezclan con una dura crítica al corporativismo, a través de un sólido guión del debutante Nathan Parker, y orquestado bajo la batuta del también primerizo Duncan Jones (que para quien no lo sepa es el hijo de David Bowie!). A destacar también la más que buena interpretación de Sam Rockwell, en un papel nada fácil, que deja al descubierto a un actor que algunos críticos, quizá demasiado optimistas, ya sitúan en las quinielas para los Oscar.

Un ejemplo de que la calidad no siempre va unida al presupuesto, y es que esta producción de carácter independiente puede convertirse, con sus maquetas y todo, en una de las películas del año. De momento ya ha causado muy buena impresión en varios festivales, el último el de Cine Fantástico de Sitges, de donde se llevó nada menos que el premio al mejor actor, al mejor director, al mejor guión y a la mejor película. Porque revisitar géneros, si se hace bien, puede dar muy buen resultado.  Muy recomendable.

Anuncios

One Response to Moon, la apuesta por la ciencia ficción de siempre de Duncan Jones

  1. La verdad es que tiene buena pinta y en todos lados la están poniendo bastante bien. Pero decir que no hay muchas películas buenas de ciencia ficción es todo un atrevimiento. Vaya preparando su acero, nos vemos al amanecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: