Barack Obama fuera de juego

Barack Obama posa junto a su esposa frente a los aros olímpicos

“La derrota olímpica muestra que en los asuntos mundiales los intereses son más fuertes que el encanto o la popularidad. Es mejor aprender esta lección por un evento deportivo que por las armas atómicas”, así titulaba The Wall Street Journal pocos días después de la descalificación de Chicago en su carrera por los Juegos Olímpicos de 2016. No sólo este periódico conservador acusaba duramente al presidente, también lo hacía los más favorables como The New York Times.

Parece que  la derrota no ha sentado muy bien a los americanos, causando en el país un clima de crispación que ha servido para alimentar las posturas más radicales.

La gran parte de los medios americanos no han tardado en señalar un culpable, y esto ha hecho que ,el que hace meses era aclamado  por la multitud,  se haya convertido en el blanco de todas las críticas.  Incluso tras la decisión de “dejar sin medalla” a Chicago se comentó que una de las razones había sido, precisamente, la presencia Obama, dado que algunos de los miembros del COI se había sentido presionado.

Si embargo debemos preguntarnos ¿es lógico cuestionar la valía de un presidente en materia de política exterior por la decisión arbitraria y caprichosa de un tribunal olímpico?.

Las críticas  no han acabado ahí, puesto que titulares con el publicado por el periódico americano han servido a muchos extremistas para hacer un ataque voraz al presidente americano. Se ha hablado de intervención militar, de racismo invertido e incluso de asesinato- una conocida red social lanzaba una pregunta a sus usuarios ¿debe Obama ser asesinado?.

No podemos negar que tras una decepción tan sonada-Chicago partía como favorito en la mayor parte de las encuestas- la opinión pública tiene derecho a pedir cuentas a su representante político, sin embargo que  esta situación-habitual en el resto de países que presentaron su candidatura- se traduzca en un acoso y derribo que da cabida  y voz a posturas no siempre respetables acaba llevando a un peligroso “todo vale”.

Está claro que algunos no saben perder, y aprovechan  cualquier síntoma de debilidad para sacar un extremismo racista que parecía ya superado.

Muy contraria a esta postura mediática americana ha sido la optada por los medios y ciudadanos españoles, que en vez de enfrentarse a sus responsables políticos han acusado directamente a los miembros del COI y más concretamente a su presidente Jacques Rogge de traición, injusticia y sistema viciado. Por su parte, desde el COI  se acusa a España de no saber perder, de ser arrogantes y desconocedores de las normas básicas de la institución olímpica. Según han declarado “esto no es el festival de Eurovisión, y si pensaban que por poner unos videos muy bien hechos y leer unos discursos muy emotivos es suficiente, están completamente equivocados”.

Anuncios

2 Responses to Barack Obama fuera de juego

  1. Chus dice:

    Obama se ha convertido en blanco…! de todas las criticas… jeje Lo siento, tenía que decirlo.

  2. Iago dice:

    xDDDDDDDDDD
    Maldito Chus xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: